Que dice la Psiquiatria

vampiros blancos

¿Estaremos locos?

La atracción y este tipo de fantasía o gusto, se llama Lactofilia y no es ninguna enfermedad, quienes tienen este gusto no tienen ningún problema mental, o son psicópatas, ni le sucede algo malo a usted si le atrae los pechos de una mujer con leche materna, muchos psicólogos afirman que esta atracción se debe a que el primer alimento que probamos es la leche materna y el primer placer que sentimos durante nuestros primeros meses de vida es tener a los pechos de la mamá en la boca y estar succionándolos, pero en algunas personas este sentimiento, placer o recuerdo se mantiene hasta cuando son adultos, y en cualquier momento de su vida se puede activar por diversas razones, por eso vuelven a sentir esa atracción cuando ven a una mujer amamantando y sueñan con ser su bebe para poder extraerle su leche materna.

La lactofilia o fetichismo de la leche era considerado una parafilia hasta la cuarta edición del Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales de la DSM-5. Esta clasificación colocaba a la práctica en el mismo grupo de trastornos como el exhibicionismo, la pedofilia, el masoquismo y el sadismo.

Sin embargo, la última edición de ese libro del 2013 de referencia en el mundo de la psiquiatría a nivel mundial advierte que los intereses sexuales atípicos no siempre conducen a comportamientos perturbadores. Para que eso ocurra, las personas deben sufrir angustia por su deseo (al margen de la eventual censura social), o tener una inclinación sexual que implique daños psicológicos o físicos de otra persona, o requiera la participación involuntaria de otros, incapaces de dar su consentimiento legal.

Entonces, si dos o más adultos acuerdan incluir el amamantamiento en sus relaciones, sean sexuales o solo afectivas, ¿deberían recibir tratamiento por un trastorno mental?

Los especialistas que elaboraron el DSM-5 creen que no.

A los chicos del club que tuvieron la suerte de ser amamantados y a todos aquellos que tengan este sano gusto por la leche materna, ya sea que les guste dar de lactar o que les guste ser amamantados, quédense tranquilos chicos(as), no somos psicópatas, depravados, pedófilos, enfermos mentales, etc. y las comparaciones degradantes que ciertas personas puedan hacernos con aquellos no tienen razón de ser, lactar de un seno con leche materna es un gusto atípico que muchas personas no entienden, pero no le hacemos mal a nadie.

Si usted desea vivir esta experiencia de poder lactar directamente de los pechos de una chica lactante no dude en convertirse en miembro de nuestro Club, y para entender como funciona nuestro Club, el costo de la membresía, del lactapass y la sesión de lactancia con las nodrizas y los medios de pago, te recomendamos ir a la sección:  <<Objetivos del Club>>