Quiero ser nodriza

MUJER DEJO TRABAJO PARA AMAMANTAR

Antes que nada hacerte saber que estamos presentes en todos los países de habla hispana, si este no es tu país, ingresa <<Aqui>>

Mujer dejo su trabajo por amamantar a su novio

Jennifer Mulford de 36 años dejó su trabajo temporalmente en el 2016 para amamantar, algo que no sería extraño si no fuera porque no daba de mamar a su hijo, sino a su novio Brad de la misma edad que ella. Aunque en el caso de Jennifer la situación fue aún más compleja, ya que ella no había tenido recientemente un hijo, (su hija de ella tenía 20 años), entonces lo que Jennifer logró con ayuda de Brad es inducirse a la lactancia sin haber antes estado embarazada recientemente.

Ella cuenta que todo comenzó cuando casi dos décadas atrás tuvo a su hija, era madre soltera y se dio cuenta de que lo que realmente le excitaba era la estimulación de sus pezones, además de sentir que el acto de amamantar le generaba una gran sensación de relajo. Jennifer recuerda que estuvo ocho meses amamantando a su hija hace 20 años. "Todavía puedo recordar la conexión que sentí con ella mientras la abrazaba y le daba de comer. Es algo que nunca olvidaré".

Muchos años después siguió notando que lo que más le encantaba en su vida sexual era que le chupen los pezones, y fue así que la curiosidad le llevó a investigar sobre esto y llegó a un foro femenino en donde encontró la solución a sus preguntas: Adult Breadfeeding Relationship (Relación de amamantar a un adulto). Es un nuevo tipo de relación donde la mujer amamanta a su pareja o un adulto. ¿Pero dónde encontrar a un hombre que le apasione beber leche materna se preguntaba ella?

Entonces se obsesionó por encontrar una pareja con quien iniciarse en esta práctica y que constantemente este prendido de sus pechos succionándolos. Lo que la llevó a hacer esto es algo bastante personal y lo explica con sus propias palabras fue: "Cuando leí acerca de tremendo placer que generaba en las personas esta práctica, estaba desesperada por buscar una pareja con quien compartir un vínculo emocional tan fuerte", relató Jennifer en el periódico The Sun. Fue así que puso anuncios en internet, pero no tuvo el resultado esperado, así que echó mano de su agenda de contactos hasta encontrar al candidato perfecto: “Brad”, un antiguo enamorado de la adolescencia, ella recordaba que a Brad le encantaban los pechos grandes, y siempre había sido un factor que tenía en cuenta a la hora de elegir a sus parejas. Y cuando Jennifer le planteó la posibilidad de entablar una relación de amamantamiento adulto, la idea le fascinó.

Pero como ya habían pasado más de 20 años desde que Jennifer Mulford diera a luz a su hija, debió recurrir a fármacos, tés, una píldora a base de hierbas Lactiful, semillas de lino y harina de avena para ayudarse en la producción de leche. Y en esa fase fue importante el papel de Brad, que debía recibir su dosis de lactancia cada dos horas para que el pecho de su pareja se sienta estimulado y vaya generando leche materna, incluso mientras duermen. Y a pesar de que algunos puedan pensar que esto supuso un sacrificio en la vida de este novio lactante, él contó en la entrevista que se sentía encantado ya que es un gran amante del gimnasio y la leche materna le aportaba beneficios para su salud y le ayudaba a tonificar su cuerpo, así que con gusto andaba prendido de los pezones de Jennifer.

Jennifer Mulford y su novio Brad tienen una relación de lactancia adulta

Jennifer cuenta que le daba el pecho a su novio cada 2 o 3 horas en el 2016, sin importar donde se encontraban. Un ritmo de vida que le ocasionó sacrificar su vida laboral, ya que tuvo que dejar su trabajo como camarera, ya que no podía realizar las dos actividades. Sin embargo, tal como ella misma lo explicó en la entrevista al citado periódico, no se sentía arrepentida de ello ya que este tipo de relación les ha supuesto “un vínculo que no podría crear con nadie más”.

Ahora Jennifer debe aprender a discernir, porque aunque le da de lactar como un bebe a su pareja, para ella no deja de ser un acto erótico, y "tiene la tentación de tener relaciones sexuales", pero aclara que está empezando a controlar esta particular lactancia erótica, es decir muchas veces le da de amamantar a su novio y no tiene necesidad de terminar teniendo sexo con él.

Desde el 2017 ella ya había logrado producir bastante leche materna, y ya había retomado sus actividades laborales, ella así lo contó en el 2018 en una nueva entrevista que dio esta vez a una radio de Australia: "Este es el estilo de vida que hemos escogido. Estuvimos separados por años, pero ahora nos queremos mucho. Puedo volver a casa después de un día estresante y segundos después de que Brad comienza a lactar me invade una sensación de paz y calma. En ese momento nos convertimos en uno. No he sentido nada más reconfortante. Este es un vínculo que nadie podrá romper y no me importa lo que piensen los demás, seguiremos realizando esta práctica por siempre”, comentó Jennifer.

ARTICULOS DE INTERES

A continuación algunos artículos de interés para la comunidad de lactofilos a nivel mundial, procuraremos en la medida de lo posible agregar mas contenido de forma constante..