Quiero ser nodriza

lactofilia o lactancia erótica

Antes que nada hacerte saber que estamos presentes en todos los países de habla hispana, si este no es tu país, ingresa <<Aqui>>

La lactofilia es la atracción erótica hacia la leche materna o ser amamantado, se trata de un fetiche que cada vez cobra más relevancia, en la actualidad.



Hoy en día el tema de la lactancia materna se ha vuelto controversial, en algunos países que una mujer amamante a su bebe en un lugar público es algo escandaloso y mal visto incluso por las mismas mujeres, y a las madres no les queda más remedio que dar de lactar en sus casas en privado a sus bebes, mientras que en otros países como por ejemplo el Perú, se puede ver a las mujeres caminando en la calle con el seno desnudo dando de lactar sin que a nadie le moleste, y lo ven como algo natural.

Pero hay una forma de lactancia que es para muchos algo escandalosa, y eso es en todas las sociedades, incluyendo a los países donde lactancia materna en la vía publica es vista como algo normal, y este tipo de lactancia es la llamada lactofilia, que es amamantar a un adulto directo del pecho, y tal como lo dijimos en un principio esta práctica es cada vez mas realizada, pero quienes la practican la tienen que hacer a escondidas de sus familiares e incluso de sus propias amistades, ya que para muchos es mal visto a pesar que es un acto de lo más natural, pero se tiene la idea de que la leche materna es solo para el bebe y los pechos de una mujer lactante no deben ser visto como algo sexual o erótico, cosa con la que no estamos de acuerdo aquellos que tenemos este sano gusto por la leche materna.



La lactofilia ha estado presente muy probablemente desde los orígenes del hombre, pero se hizo conocida con una historia de caridad que sucedió en el Imperio Romano, una narración protagonizada por Cimón y su hija Pero, un anciano sentenciado a muerte por inanición (no comer nada), que es salvado por su hija, quien en cada visita a la cárcel lo amamanta a escondidas. Según la leyenda, la acción fue descubierta, y al ver la bondad de la mujer decidieron perdonar al condenado.
 



Los senos de las mujeres tienen un papel dual: en la historia romana actúan como los proveedores de alimento; mientras que en la actualidad esta actividad natural es hecha a un lado para preponderar su lado erótico (a los hombres obviamente nos encanta los pechos). Sin embargo, algunas personas combinan los dos conceptos y a esta práctica se le llama lactofilia.



Lo que muchos no saben es que no se trata de un fetiche exclusivo de los hombres. Las mujeres también lo pueden tener y probablemente es más común de lo que se cree, debido a que experimentan placer sexual al amamantar; además, ellas pueden llegar al orgasmo a través de sus pechos, entonces esta práctica puede ser muy estimulante para ellas.

Este gusto por los pechos lactantes se puede dar por diversos motivos y te mostraremos los más comunes:

1.- El más común pueden darse entre las parejas:

a) Involuntariamente, las mujeres que están por dar a luz o ya lo hicieron pueden tener un reflejo que las hace lactar en caso de excitación. De modo que, muchos hombres que no tenían este particular gusto al experimentar este “error” descubren su gusto por la leche materna y se vuelven adictos a la leche de sus parejas.
Por todo esto, existen parejas que son amantes de este fetiche y que lo practican regularmente, incluso en algunos casos la práctica puede reemplazar a la actividad sexual normal.

b) Se puede hacer que una mujer que no ha estado embarazada produzca leche materna por la estimulación del pezón y usando diversos productos farmacéuticos y técnicas para lograr este objetivo, esto implica tiempo y dedicación por parte de la pareja, pero es posible.

2.- Ver a su propia madre o hermana lactar de niños o adolescentes, aunque parezca increíble, muchas personas cogieron el gusto o soñaron con ser amamantados al ver a alguna mujer de su propia familia lactar, ya que al tener en la propia casa una mujer en periodo de lactancia, vas a tener que ver el acto de amamantamiento a diario y los senos desnudos de la lactante, y quizás por un recuerdo inconsciente de su época lactante les regresa ese impulso de querer ser el bebe lactante y estar prendido de los senos de la madre lactante que tienen en casa.

3.- Otros no necesitan tener a una mujer lactante en la propia casa, sino que les fascina y les llama poderosamente la atención los pechos hinchados y llenos de leche de las mujeres lactantes cuando están dando de lactar en la vía publica o en algún lugar público, esta curiosidad puede llevarlos a conseguir placer y fantasear con ser el bebe mientras miran amamantar a una madre lactante.

4.- El ver películas en internet donde se presenta escenas de lactancia erótica es muy común hoy en día, además también tenemos los show en vivo de modelos de cámaras web xxx que estando en periodo de lactancia realizan todo tipo de actos eróticos usando sus senos y su leche materna como parte de su show sexual, esto tiene una enorme carga sexual y quienes ven este tipo de contenido generalmente terminan teniendo un orgasmo fantaseado con beber la leche materna de las protagonistas de las películas o estos show en vivo.



Como toda fijación, sus causas y motivos pueden ser múltiples y diversos, y no son del todo claros, pero según algunos estudios se dice que no tiene que ver con el amor por los pechos de las mujeres, un gusto que está más relacionado con nuestro instinto animal y de búsqueda por la pareja perfecta, por el contrario se dice que se trata de una atracción más relacionada con los roles de edad y con experiencias vividas durante la infancia o adolescencia. Y esta teoría es reforzada por una encuesta, donde la mayoría de los amantes de la lactofilia aseguraron que en su niñez o juventud tuvieron contacto con alguna mujer embarazada o la vieron amamantar a su bebe.

La lactación para adultos como ya dijimos a estado probablemente presente desde siempre, por ejemplo en algunas regiones inglesas, la práctica era vista como un remedio para las afectaciones de los ojos y la tuberculosis pulmonar; asimismo un manual alemán de principios del siglo XX recomendaba la lactación como un método anticonceptivo, además que decía que podría mejorar la relación de la pareja.

Las tecnologías modernas han incrementado la facilidad de acceder a este tipo de contenido y el número de personas que se dicen amantes a este fetiche aumenta. Prueba de ello son los sitios de internet donde hay mujeres que ofrecen show xxx de lactancia materna, otras venden su leche en bolsillas o botellas, también algunas se ofrecen de nodrizas de adultos, por otro lado hay países donde algunos bares como parte de su carta de bebidas a sus clientes se ofrece beber la leche materna en vaso o si el cliente lo prefiere lo puede beber directamente de los pechos de una madre lactante.


ARTICULOS DE INTERES

A continuación algunos artículos de interés para la comunidad de lactofilos a nivel mundial, procuraremos en la medida de lo posible agregar mas contenido de forma constante..